¿CÓMO USAR ACEITE DE ARGÁN PARA EL CABELLO GRASO?

¿CÓMO USAR ACEITE DE ARGÁN PARA EL CABELLO GRASO?

¿CÓMO USAR ACEITE DE ARGÁN PARA EL CABELLO GRASO?

Sí, aunque parezca contradictorio, empleado correctamente, el aceite de argán es un EXCELENTE aliado para luchar contra un exceso de grasa en el pelo.

Esto se debe a que, entre los infinitos beneficios que este aceite tiene, uno de los más conocidos es su aporte de nutrientes al pelo graso, dotándolo de brillo y suavidad.

Con los años se ha demostrado que es uno de los aceites vegetales más nutritivos del mundo y con más poder regenerador. De ahí que habitualmente lo veamos en cosméticos para la piel o el cabello.

Y es justo en lo segundo en lo que hoy nos queremos centrar: en las propiedades que tiene aplicándolo en el pelo. Y, más concretamente en el pelo graso.

PROPIEDADES DEL ACEITE DE ARGÁN EN CABELLOS GRASOS:

El aceite de argán nutre en profundidad, suaviza y le aporta un extra de brillo al cabello, entre muchos otros beneficios. Por norma general, el lavado diario del cabello, hace que aumente la producción de sebo, y el papel del sebo es proteger el cuero cabelludo. Por lo que cuanto más champú utilicemos más cuidados tendremos que tener con nuestro cabello.

Los productos ricos en aceite de argán crean una barrera protectora en las hebras del pelo funcionando como obstáculo ante agresiones externas como el sol, los tratamientos químicos, herramientas de calor o contra el cloro o sal si estamos en verano. Además, estimula el cuero cabelludo y ayuda a mantenerlo siempre sano y a prueba de puntas abiertas o roturas.

Hasta aquí, todo bien pero….

Muchas de vosotras diréis, “pero es que yo tengo el pelo graso”. Pues, en ese caso, has de saber  que no es un impedimento para utilizar productos ricos en aceite de argán puesto que no aportan grasa, más bien la absorben.

 El “único impedimento” sobre los cabellos grasos es que hay que reducir la frecuencia de uso cuanto más alto sea tu nivel de sebo en el pelo.

El aceite de argán en los cabellos grasos, se aplica de mitad del cabello hacia las puntas, se peina y se desenreda el cabello para distribuir el aceite de argán de forma uniforme, pero sin que toque demasiado el cuero cabelludo, tan sólo lo suficiente para hidratarlo y darle brillo. Después, se envuelve con un gorro de ducha o film de cocina y se deja actuar al menos una hora.  Por último, lavamos el cabello con champú hasta retirarlo completamente. Así, tras varias aplicaciones, verás considerablemente mejor tu cabello: más sedoso, fuerte y brillante.

RECOMENDACIONES PARA EL CABELLO GRASO:

 

Yo recomiendo hacerlo cómo máximo una vez por semana o cada diez días.

Hay que tener en cuenta, que mientras más se lave el cabello graso, más grasa tiende a tener, con lo cual es aconsejable el ajustar el número de lavados en este tipo de cabellos, hasta conseguir un equilibrio. Equilibrio que, sin duda, te aportará el utilizar aceite de argán entre tu rutina capilar desde ya. Si te ha gustado el artículo, ¡Coméntanos!. Gracias

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *